jueves, 1 de enero de 2009

07-CULIBILLAS


Hija de Anayet y Arafita que pasaba largos ratos jugando con unos insectos milenarios, las Hormigas Blancas. El gigante Balaitús se enamoró de ella y quiso secuestrarla, pero las Hormigas Blancas descubrieron sus intenciones y cubrieron su cuerpo ocultándola con un manto blanco. A partir de ese momento la cima de Formigal (de la palabra formiga, hormiga en aragonés) quedo cubierta de nieve.
Ilustración:: Ismael Blasco
Texto: GUTIERREZ LERA. Chema. B
reve inventario de seres mitológicos, fantásticos y misteriosos de Aragón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada